Make your own free website on Tripod.com

O

EMERGENCIAS EN EL ACUARIO | Guía práctica

Introducción

Tu acuario es un sistema complejo y, debido a eso, muchas cosas pueden salir mal. Una buena prevención puede ayudarte a manejar varias emergencias que se presentan inesperadamente. Por supuesto la prevención no evitará los problemas, pero aquí te presento algunas ideas que te ayudarán a resolverlos.

Fallas en tus Equipos

Aún cuando compres los filtros, bombas y otros accesorios de la mejor calidad posible, llegará un momento en que algo esencial se descomponga. La mejor salvaguardia contra estos fallos es tener equipos o partes de repuesto a mano. Puede parecer un poco caro en un principio, pero es la mejor manera de evitar que tus peces mueran a causa de un calefactor descompuesto. A continuación presento, en orden de importancia, una lista de equipo que sería útil tener disponible: • Bombas de aire y sistemas básicos de filtrado • Calefactores • Luces • Sistemas avanzados de filtrado, material filtrante. Si no posees equipo de repuesto y ocurre algún problema, existen algunas medidas que puedes tomar para que tu acuario siga funcionando mientras consigues una solución permanente. Si tienes un acuario de cuarentena, ocupa los elementos que éste contiene hasta que compres nuevos. Otra alternativa es consultar a tus amigos acuaristas por si poseen elementos de respaldo que puedan facilitarte entretanto.

Fluctuaciones de Temperatura

La temperatura es crítica para la supervivencia de tus peces. Si tu calefactor falla u ocurre un cambio drástico en la temperatura externa, debes hacer lo posible para aislar el acuario rápidamente. El papel de diario es un buen aislante y un par de luces extra no causarán daño. Por ningún motivo añadas agua caliente o fría directo al acuario en un intento por cambiar la temperatura. Sin embargo una bolsa de hielo flotando en tu acuario ayudará a disminuir la temperatura si es muy alta, y una bolsa de agua caliente posibilitará mantener la temperatura hasta conseguir un calefactor de repuesto.

Enfermedad

Las enfermedades son uno de los problemas más comunes que enfrentamos los acuaristas. Debido al reducido espacio en el que viven nuestros peces, éstas pueden esparcirse rápidamente. De ahí que el adquirir algunas piezas de equipamiento pueda sernos muy útil en determinado momento. Primero que nada, un acuarista responsable debe considerar un acuario de cuarentena, esto es, un tanque separado, más pequeño que el principal y con el mínimo equipamiento. Este tanque posibilitará el mantener al pez o peces enfermos alejados de los sanos y facilitará el administrar la medicación necesaria. Cuando regreses al pez al acuario principal, no transfieras nada del agua de la cuarentena. Lava y desinfecta cuidadosamente el tanque de cuarentena una vez hayas terminado de usarlo. Si sospechas que uno de tus peces está enfermo, trasládalo a tu tanque de cuarentena lo más rápido que puedas. Una vez esté allí administra la medicina siguiendo cuidadosamente las instrucciones de ésta. Nunca agregues medicina a tu tanque principal a menos que así sea prescrito.

Agresión repentina entre peces

Esto frecuentemente ocurre en acuarios comunitarios. ¿Qué la causa? Algunas especies de peces se tornan repentinamente agresivos al cuidar sus huevos, otros son de costumbres territoriales y atacan a cualquiera que entre en su territorio. Ante el primer caso separar estos peces en un acuario de maternidad, es una buena solución. En el segundo, reordenar un poco la decoración de nuestro acuario ayudará a disminuir la agresión.

Niveles Altos de Amoníaco/Nitrito

Este es un problema serio, ya que el amoníaco es muy tóxico para los peces. Deberías revisar el nivel de este compuesto frecuentemente, de manera de detectar cualquier problema antes que se vuelva grave. Si el acuario tiene demasiado amoníaco, realiza un cambio parcial de agua inmediatamente. Si recién has instalado un acuario y los niveles de amoníaco son altos, no te preocupes, éste se encuentra en el proceso de ciclo inicial, en el cual se establece la filtración biológica. Sin embargo, si el nivel de amoníaco en un tanque establecido aumenta, debes revisar la existencia de posibles focos de contaminación (peces muertos, exceso de comida, plantas en descomposición), y además el funcionamiento de tus filtros.

Por Miguel Manriquez. Publicado en Mundo Acuático N°1. 2000.

 

Mapa Completo do Site